Semana de la Moda de París: Givenchy y Christian Lacroix presentaron su colección otoño-invierno 2008

Para la casa Givenchy, el diseñador Riccardo Tisci propuso una moda suntuosa y se jugó por la transparencia de gruesos apliques de cristal. Los diseños que mostró sobre la pasarela parisino estuvieron signados por pantalones negros ajustados al cuerpo para realzar la silueta, sorprendentes relieves en blusas sedosas y abrigos con cordoncillos de pasamanería que dibujan arabescos.

Christian Lacroix, por su parte, propuso una moda alegre de falditas de terciopelo labradas, vestidos de tonos vivos con grandes escotes-lazos. Otros, casi rectagulares delante y retenidos en la espalda por una cascada de tela, dibujan la silueta con una amplitud nueva, declinándose en lana y seda negra, en piel verde o en raso estampado multicolor. Sus fuertes fueron los vestidos negros bien cortos, a los que adornó con pecheras espectaculares bordadas con fibras como mechas y baquelita. Sorprendió con sus mangas-guantes engalanadas de plumas.

Antes de estas dos presentaciones Karl Lagerfeld, el diseñador “estrella” de Chanel, sorprendió al deshilachar la clásica chaqueta de tweed como si fuera un jean. Y su tocayo de Yves Saint Laurent, Stefano Pilati, propuso un vestuario compuesto de vestidos bimaterias (tweed azul delante, raso gris en la espalda), camisas blancas o de muselina transparente y grandes mangas abultadas.

Esteban Cortázar ideó una moda leve y sensual para Ungaro y Alessandra Facchinetti modernizó la elegancia de Valentino en la pasarela parisina.

Artículos relacionados:


Escribe un comentario


No hay artículos relacionados